¿Cómo queda ahora la propiedad del Valencia CF?

Llorente, Olivas, Camps y De Miguel. FOTO:www.valenciaplaza.com

Llorente, Olivas, Camps y De Miguel. FOTO:www.valenciaplaza.com

Una sentencia judicial, dada a conocer recientemente y avanzada el día 12 de marzo por el periódico ‘Las Provincias’, complica aún más la ya difícil situación social del Valencia Club de fútbol. La Audiencia Provincial de Valencia considera nulo el aval del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF, organismo dependiente de la Generalitat) a la ‘Fundación Valencia CF’, aval con el que la Fundación pudo pedir un préstamo a Bancaja (la actual Bankia) para comprar el 75% de las acciones del Valencia que quedaban para completar la ampliación de capital y evitar así que el club fuera a parar a Inversiones Dalport. La primera consecuencia de esta decisión es que se vuelve a la situación existente en el mes de agosto de 2009, que es cuando se consumó la ampliación de capital. Pero hay más dudas que precisan ser resueltas.

¿Quién es el propietario del Valencia en estos momentos?
En estos momentos el propietario sigue siendo la Fundación Valencia CF, al que no se quitan las acciones. La diferencia es que, al no ser válida la ‘ayuda’ de la Generalitat, el único aval del préstamo que le concedió Bankia son las propias acciones del club, con lo que cuando no pueda hacer frente a los intereses (algo que sucederá este verano salvo milagro), la entidad bancaria echará mano de las acciones, su única garantía de cobro en estos momentos. Es decir, el acreedor, en este caso Bankia, ejecutará el aval (se quedará con las acciones). Oficialmente esto no le convertiría en propietario del Valencia CF, pero a efectos prácticos el club dependería de Bankia.

¿En que situación queda la Generalitat?
Es una de las grandes paradojas del caso. La entidad condenada, el IVF (y por tanto la Generalitat), resulta ser la mayor beneficiada con la sentencia. Al ser considerados nulos sus avales, es como si nunca hubiera echado una mano al Valencia, y por tanto no tiene que hacer frente al crédito de 81 millones con Bankia. Es más, podría hasta recuperar los 4,8 millones que pagó hace poco del último plazo de devolución del crédito.

¿Qué va a pasar ahora?
Para empezar, la sentencia no es firme y se puede recurrir. De hecho, Bankia ya ha dejado caer que “hará valer sus derechos en relación con el crédito otorgado a la Fundación Valencia CF”. Tal y se apunta en el diario ‘Levante EMV’, las opciones que tiene la entidad bancaria son varias: pedir que se reabra la causa, apelar, pedir la nulidad del proceso o abrir acciones contra el IVF por entender que le ha perjudicado. La Generalitat no parece que vaya a mover ficha, ni tampoco la Fundación.

¿Quién presentó la demanda que ha provocado esta sentencia?
Fueron dos accionistas, a nivel particular, quienes han provocado este ‘terremoto’. Luis Salvador Molina y Sandro García Cervera denunciaron en marzo de 2010 ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia que, como socios y accionistas, tenían derecho preferencial para comprar más acciones en la segunda oferta de la ampliación de capital. Como no tuvieron la oportunidad al aparecer la Fundación con el crédito de Bankia avalado por el IVF, impugnaron. José Antonio Pérez Vercher, abogado de Ausbanc (Asociación de usuarios de servicios bancarios), fue quién llevó a término la demanda.

Be the first to comment on "¿Cómo queda ahora la propiedad del Valencia CF?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.