Di Stefano: el primer genio del fútbol

Alfredo Di Stefano

Alfredo Di Stefano

Alfredo Di Stéfano (Buenos Aires, 1926 – Madrid, 2014) está considerado por la FIFA como uno de los cuatro mejores futbolistas del siglo XX, junto con Pelé, Cruyff y Maradona. Fue uno de los primeros jugadores con influencia real en todas las partes del campo, y no sólo en la suya su demarcación, que en teoría era la delantera. Tenía técnica, capacidad goleadora, inteligencia, capacidad de sacrificio. Y era un líder dentro y fuera del campo.

Su etapa en Sudámerica
Hijo de padres italianos, debutó en primera división en 1945 con River Plate, que ese mismo año lo cedió a Huracán para que creciera y cogiera experiencia. La cesión fue un éxito y cuando volvió a River Plate en 1947 se convirtió en una de sus estrellas. Ganó dos Ligas y se ganó una plaza en la selección argentina. Con sólo 21 años, fue el máximo goleador en Argentina y campeón de la Copa América 1947. Ése sería su único título a nivel de selecciones.

En 1949 recaló en las filas de Millonarios de Bogotá. El cuadro colombiano era por entonces uno de los más poderosos de América. Y con Di Stéfano en sus filas su fama y sus éxitos aumentaron. En los cuatro años que permaneció allí ganó tres Ligas y una Copa colombiana

Di Stefano, con el Real Madrid.

Di Stefano, con el Real Madrid. FOTO:elheraldovenezuela.com

Di Stéfano+Real Madrid= éxito
La carrera de Di Stéfano está marcada por el Real Madrid. Al mismo tiempo, el conjunto madrileño se convirtió en un ‘grande’ del fútbol mundial gracias a la presencia de Di Stéfano y otros cracks como Puskas, Gento o Kopa. Sin embargo, su llegada al club presidido por Santiago Bernabéu fue muy polémica. Fue una operación donde hubo cuatro equipo implicados (Real Madrid, Barcelona, Millonarios y River Plate) y donde fue necesaria la intervención de la FIFA. (Pincha aquí para conocer al detalle toda la historia).

Debutó con el Real Madrid en septiembre de 1953. Sus comienzos no fueron fáciles. Era casi desconocido en España y Europa (las comunicaciones eran muy distintas a las de ahora). Además, la polémica que generó su contratación hizo que muchos focos se concentraran en su persona. Pero todo eso se olvidó muy pronto. Su fútbol, sus goles y su personalidad le permitieron destacar rápidamente y alcanzar una dimensión desconocida hasta entonces en un futbolista. Durante sus once años en Madrid, La ‘saeta rubia’ logró una Copa Intercontinental, cinco Copas de Europa, ocho Ligas y una Copa. Jugó 396 partidos y marcó 307 goles, siendo cinco veces máximo goleador de la liga española.

Durante su etapa en Real Madrid fue víctima de un secuestro. Un secuestro algo peculiar. En agosto de 1963, mientras estaba con su club, el Real Madrid, en Caracas, fue retenido durante 72 horas por una organización guerrillera venezolana. Este grupo nunca pidió rescate, lo soltó voluntariamente y trató con dignidad al futbolista. Realizaron este ‘secuestro express’ para obtener popularidad y dar a conocer su descontento por la situación de Venezuela.

Su último partido con el Real Madrid fue la final de la Copa de Europa de 1964, que perdieron ante el Inter de Milán. No renovó por desavenencias con el entrenador Miguel Muñoz y el presidente Santiago Bernabéu. Una vez confirmada su salida del club merengue, recaló en el Espanyol de Barcelona, club para el que jugó dos temporadas. Se retiró del fútbol profesional en 1966, a punto de cumplir los 41 años.

Los Mundiales, su espinita clavada
Alfredo Di Stéfano es considerado como uno de los grandes futbolistas de la historia a pesar de que jamás jugó la competición más prestigiosa, la Copa del Mundo. Fue así por un cúmulo de circunstancias. Y eso que fue internacional por dos países, Argentina (6 veces) y España (31). En Brasil 1950 no participó porque Argentina renunció a la cita. La cita de Suiza 1954 llegó con el jugador negociando su nacionalización española. Ya con España, no se clasificó para Suecia 1958 y, la más desgraciada de todas, se lesionó en la concentración de España previa al Mundial de Chile 1962.

Di Stefano, poco antes de su muerte

Di Stefano, poco antes de su muerte. FOTO:magazinespain.com

Su carrera como entrenador
Siguió ligado al fútbol una vez colgó las botas. Como entrenador, su carrera no fue tan brillante. Alternó títulos y resultados dispares. Dirigió a Elche, Boca Juniors (2 etapas), Valencia (3 etapas), Sporting de Lisboa, Rayo Vallecano, Castellón, River Plate y Real Madrid (2 etapas).

Los últimos años de su vida, una vez abandonados los banquillos, los pasó en España, en Madrid. En el año 2000 fue nombrado presidente de honor del Real Madrid. Falleció el 7 de julio de 2014 víctima de un infarto, aunque durante sus últimos meses de vida su salud fue muy delicada.

SU FICHA
Nombre completo: Alfredo Di Stefano Louhlé
Vida: (1926, Buenos Aires – Madrid, 2004)
Países: Argentina/España
Posición en el campo: Delantero
Características de su juego: Gran técnica, goleador, inteligencia, personalidad, liderazgo.

Clubes:
a) Como jugador:
River Plate (1945-1946 y 1947-1949)
Huracán (1946-1947)
Millonarios (1949-1953)
Real Madrid (1953-1964)
Espanyol (1964-1966)

b) Como entrenador:
Elche (1967-1968)
Boca Juniors (1969-1970 y 1985)
Valencia (1970-1974, 1979-1980 y 1986-1988)
Sporting Lisboa (1974)
Rayo Vallecano (1975-1976)
Castellón (1976-1977)
River Plate (1981-1982)
Real Madrid (1982-1984 y 1990-1991)

Palmarés
a) Como jugador:
13 Ligas (8 España, 3 Colombia, 2 Argentina)
2 Copas (1 España, 1 Colombia)
5 Copas de Europa
1 Copa Intercontinental
1 Copa América

b) Como entrenador:
3 Ligas (2 Argentina, 1 España)
1 Copa (Argentina)
1 Supercopa de España
1 Recopa

Premios más destacados
2 veces Balón de Oro
Elegido entre los 4 mejores jugadores del siglo XX por la FIFA
Mejor jugador español del siglo XX por IFFHS

Be the first to comment on "Di Stefano: el primer genio del fútbol"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.