El fútbol español, en el punto de mira del capital internacional

Robert Sarver (centro), nuevo dueño del Mallorca.

Robert Sarver (centro), nuevo dueño del Mallorca. FOTO:palco23.com

Esta misma semana, el estadounidense Robert Sarver (propietario de los Phoenix Suns de la NBA), se convirtió en el nuevo máximo accionista del RCD Mallorca. La llegada de Sarver (que ya quiso comprar el Levante UD este verano pasado) es otro ejemplo de un fenómeno cada vez más común en el fútbol español: el control de los clubes por parte de dirigentes de más allá de nuestras fronteras. Veamos cuáles son los equipos, de Primera y Segunda División, cuyos accionistas mayoritarios son, en la actualidad, extranjeros.

Granada CF
El italiano Giampaolo Pozzo es el dirigente no español que más tiempo lleva al frente de un club de nuestro país, aunque realmente ni el ni su familia controlan el día a día del club: la gestión del Granada la lleva el empresario español Enrique Pina. Su llegada al Granada se produjo en 2009, cuando el club andaluz militaba en Segunda B. Su aterrizaje tuvo un impacto inmediato: en dos temporadas subió al equipo a Primera División, gracias a una política de fichajes que incluía las cesiones al Granada de futbolistas de otro club suyo, el Udinese de la Serie A italiana, y la incorporación de jóvenes promesas (política que se mantiene hoy en día).

Málaga CF
El jeque qatarí Abdullah bin Nasser Al-Thani obtuvo la propiedad del Málaga CF en 2010 a cambio de, aproximadamente, 30 millones de euros. En sus dos primeras temporadas realizó una fortísima inversión (casi 150 millones) que permitió al Málaga codearse con los grandes de Europa, llegando incluso a jugar los cuartos de final de la Liga de Campeones. Pero en verano de 2012 decidió dejar de inyectar dinero en el club. Hasta la actualidad. Desde entonces el club sobrevive gracias a la venta de sus mejores jugadores y a la cantera a pesar de que Al-Thani sigue siendo el dueño del club.

Al-Thani (Málaga) y Peter Lim (Valencia), dos de los extranjeros que controlan clubes españoles

Al-Thani (Málaga) y Peter Lim (Valencia).

Real Oviedo
En la temporada 2012/2013, el magnate mexicano Carlos Slim (una de las mayores fortunas del planeta), decidió invertir 2 millones de euros en el Real Oviedo (a través del Grupo Carso), que le convertían en accionista mayoritario. Su llegada salvo al histórico club ovetense de la desaparición. Aunque su presidente es español (el empresario ovetense Jorge Menéndez), Slim está muy involucrado en la gestión de la entidad y su objetivo a corto plazo es el ascenso a Primera División. De momento ya ha logrado evitar su desaparición, ascenderlo a Segunda División y dotarlo de músculo financiero.

SD Alcorcón
El empresario belga Roland Duchatelet es el dueño (y también presidente) del conjunto madrileño. Se convirtió en su máximo accionista en enero de 2014. Aunque nunca trascendieron las cifras, se habla de que pagó 4 millones de euros. Es uno de los hombres más ricos de Bélgica y posee, además del Alcorcón, otros tres equipos: Charlton (Inglaterra), Carl Zeiss Jena (Alemania) y Ujpest (Hungría). También era propietario del Standard de Lieja, pero vendió sus acciones el pasado mes de junio. Suele haber bastante movimiento de jugadores entre sus equipos. De hecho, el Alcorcón recibió este verano, como cedido desde el Charlton, al portero Dmitrovic.

Valencia CF
El millonario de Singapur Peter Lim es, desde hace poco más de un año, el propietario del Valencia gracias a que adquirió el 70% de las acciones del club a través de su empresa Meriton Holdings. Su aterrizaje ha supuesto un balón de oxígeno para el histórico club valenciano, que tenía una deuda enorme que le atenazaba cada vez más. Está en proceso de sanear las cuentas del club (cuya deuda era enorme) y, al mismo tiempo, devolverlo a la pelea por los títulos. Ha hecho un importante esfuerzo en fichajes y está modificando las estructuras del club y buscando nuevas vías de financiación para el club. Lim es su propietario, pero ha delegado la presidencia en Layhoon Chan, una ejecutiva de su confianza. También muchos consejeros actuales del Valencia proceden de Singapur.

El Espanyol pasa a manos de un grupo empresarial de origen chino.

El Espanyol está en manos de un grupo chino. FOTO:mundodeportivo.com

RCD Espanyol
Los chinos de Rastar Group desembarcaron en el Espanyol a principios de noviembre de 2015. La empresa de juguetes electrónicos y videojuegos, controlada por Chen Yansheng, llegó a un acuerdo con los dos grandes accionistas del club, Daniel Sánchez Llibre y Ramón Condal, y con algunos accionistas más modestos, para obtener el 45% del club. Dicho porcentaje les convirtió en el accionista mayoritario (aunque su intención es ir aumentando su participación). La situación financiera del Espanyol es tremendamente delicada y sus propietarios querían vender desde hacía meses. Su primera medida será inyectar 65 millones, la mayoría de ellos para hacer frente a la deuda del club blanquiazul, pero también para fichajes.

RCD Mallorca
El estadounidense Robert Sarver, a través de la empresa Liga ACQ Lagacy Partners LLC, es el último, por el momento, en llegar a nuestro país. Sarver, con la colaboración entre otros del ex jugador de la NBA Steve Nash, ha adquirido la propiedad del Mallorca gracias a que ha suscrito en la totalidad la ampliación de capital establecida por el anterior mandatario, el alemán Utz Claasen. El nuevo dueño ha desembolsado 20,6 millones de euros en dicha ampliación, adquiriendo cerca del 80% de las acciones del club. Tras este fuerte desembolso, el Mallorca ha multiplicado por cuatro su capital social y se convierte en uno de los clubes más potentes económicamente de la Segunda División. En teoría, Sarver y su grupo asumen también la deuda del club.

Be the first to comment on "El fútbol español, en el punto de mira del capital internacional"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.