El Levante UD descubre que Europa es diferente

Tras el doble triunfo ante el Motherwell en la previa y la victoria en la jornada inaugural en la fase de grupos ante el Helsinborgs, el Levante conoció por primera vez la derrota en Europa en el campo del Hannover 96. Un traspié no demasiado grave a efectos clasificatorios pero que hará reflexionar a técnico y jugadores para aprender de los errores cometidos.

Para empezar, el Levante UD fue víctima de su lógica e inevitable falta de oficio y experiencia en competiciones europeas. Verse a los diez minutos de partido ganando por 0-1 y con un jugador les hizo relajarse inconscientemente. Posiblemente en un partido de Liga hubieran sacado al menos un resultado positivo, pero en Europa no vale con jugar a verlas venir. El equipo jugó sin ambición, todo lo contrario que el Hannover. No se notó para nada que los alemanes jugaron con uno menos durante 80 minutos. Cualquier despiste o cualquier déficit de concentración se paga muy caro en competición europea. Una lección que ayer, dolorosamente, aprendió el Levante.

Además, los de Juan Ignacio Martínez estuvieron muy erráticos en casi todos los apartados del juego. Les costaba dar dos pases seguidos, creo poco peligro en ataque e incluso en defensa no se les veía tranquilos, aunque todos estos problemas fueron consecuencia de la mentalidad con la que se afrontó el duelo.

De todos modos, no hay que alarmarse. El Levante afronta su debut continental (no lo olvidemos) sin ninguna presión, con ilusión pero sin obligaciones. Y con ganas de aprender. Y como me decía mi abuelo: “Para aprender, perder”. Seguro que el Levante tomará nota de la lección de Hannover.

Be the first to comment on "El Levante UD descubre que Europa es diferente"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.