El milagro del Eibar

Varios jugadores del Eibar celebran el ascenso a Primera.

Varios jugadores del Eibar celebran el ascenso a Primera. FOTO:altaspulsaciones.com

La SD Eibar ascendió el pasado fin de semana a la Liga BBVA, gracias a su victoria 1-0 sobre el Alavés y a otras combinaciones de resultados. Ha sido un ascenso ganado a pulso sobre el terreno de juego pero fuera de toda lógica, casi milagroso para un club con una estructura muy modesta y más que limitada, alejada de lo que todo el mundo pensaría de un club profesional.

El Eibar ha demostrado que en el fútbol el dinero no lo es todo: ha pasado en dos temporadas de Segunda B a Primera División. Pero conozcamos un poco a la SD Eibar para ser conscientes de la verdadera y enorme magnitud de su logro.

– Es el presupuesto más bajo de Segunda División
Con poco más de 3,5 millones de euros, la SD Eibar ha conseguido ascender a Primera División. Sencillamente impensable, más si tenemos en cuenta que equipos como Mallorca, Deportivo de la Coruña, Sporting de Gijón o Zaragoza cuadruplican o quintuplican su presupuesto. Sólo el Alcorcón, que tampoco llega llega a los 4 millones (pero sí supera a los eibarreses) le hace ‘sombra’ en este apartado.

 

– No tiene jugadores mediáticos
Su estrella, al menos su jugador más decisivo durante esta temporada, ha sido Jota Peleteiro, medio ofensivo cedido por el Celta y que muy posiblemente retornará la próxima campaña al cuadro gallego. Él fue el autor del gol que otorgó el ascenso. Otros jugadores importantes para el técnico Gaizka Garitano han sido el lateral izquierdo Yuri, el central Raúl Navas, los centrocampistas Morales y Dani García y el delantero Arruabarrena.

– Su estadio, Ipurua, tiene una capacidad de 5.250 espectadores
Por supuesto, va a ser el estadio más pequeño de la Liga BBVA (ya lo es en la Liga Adelante). Su capacidad es casi tres veces menor que la del siguiente estadio de Primera más pequeño (Vallecas, con 14.790 espectadores). Muy probablemente, el club se verá obligado a realizar diversas obras de acondicionamiento en vestuarios, sala de prensa, accesos, etc.

– La mayoría de los jugadores cobra el salario mínimo
La SD Eibar (como otros muchos clubes) no comunica los sueldos de sus jugadores, pero con menos de 4 millones de presupuesto y 24 jugadores en la plantilla es evidente que los sueldos no pueden ser altos. La LFP obliga a que cada jugador, en la Liga Adelante, cobre un mínimo de 60.000 € anuales. Pocos jugadores eibarreses sobrepasan esta cifra.

Imagen del estadio de Ipurua, feudo del Eibar.

Imagen del estadio de Ipurua, feudo del Eibar.

– La ciudad, Eibar, tiene 27.507 habitantes
La pequeña localidad vasca acogerá a los grandes del fútbol español, muchos de ellos con estadios donde cabría entera la población de Eibar (Vicente Calderón, Santiago Bernabéu, Camp Nou, San Mamés, Mestalla, Sánchez Pizjuán…) Eibar, con menos de 30.000 habitantes, será la ciudad más pequeña en acoger partidos de Primera División, superando a localidades como Almendralejo (35.000 habitantes), Soria (39.753) o Villarreal (51.180).

– Necesita ampliar su capital social para hacer realidad el ascenso
Su ascenso está en peligro, ya que por requisito legal, necesita poseer un capital social de 2.146.525 euros (esta cifra es el mínimo establecido para las sociedades anónimas deportivas, y equivale a la media del 25% de los presupuestos de los equipos de Segunda). Le queda aproximadamente un millón por conseguir. Si no consigue esa ampliación de capital, se verá abocado al descenso a Segunda B por este motivo, y a pesar de que no tiene deudas y está al corriente de pagos con jugadores, trabajadores y Hacienda.

Be the first to comment on "El milagro del Eibar"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.