El Valencia CF acaba quinto por (de)méritos propios

Once del Valencia CF en el homenaje a Puchades. FOTO:ligabbva.com

Once del Valencia CF en el homenaje a Puchades. FOTO:ligabbva.com

El final de la temporada 2012-2013 deja un sabor amargo en el valencianismo porque se perdió la opción de jugar la Liga de Campeones cuando el equipo dependía de sí mismo. Pero ya en frío conviene preguntarse: ¿es injusto que el Valencia CF acabe la Liga quinto (Clos Gómez al margen)? Creo que la respuesta es no. Voy a intentar justificarlo con datos.

El equipo ha tenido un final de temporada brillante, pero su inicio fue bastante malo. El cambio de entrenador fue clave en la transformación, positiva, del Valencia CF. La apuesta inicial del ya ex presidente Manuel Llorente por Mauricio Pellegrino falló estrepitosamente. No logro darle una identidad al equipo, aunque hubo partidos buenos (Real Madrid, Atlético, Bayern Munich), los mediocres eran más, especialmente fuera de casa, donde el equipo encadenó nada menos que xxx minutos sin ni siquiera marcar un gol. Al final, Pellegrino fue cesado en la jornada 14.

Su relevo, Ernesto Valverde, le cambió la cara al equipo casi instantáneamente. Los números así lo demuestran. Con Pellegrino, el Valencia sumó 18 puntos en 14 jornadas (lo que supone un promedio de 1’28 puntos por partido). Con Valverde, se lograron 47 puntos en 24 partidos (1,96 por partido). Con el argentino, el Valencia era 12ª. Sin contamos únicamente los 24 partidos del extremeno, el Valencia sería tercero en una hipotética clasificación. Sus 47 puntos sólo los superan el Barcelona (60) y el Real Madrid (56). La diferencia es que la Real sumó sólo un punto menos que el Valencia en este período (46), con lo que fue imposible superar la ventaja que logró en la ‘era Pellegrino’.

Imagen del último Sevilla-Valencia. FOTO:goal.com

Imagen del último Sevilla-Valencia. FOTO:goal.com

El equipo valencianista ha acabado la Liga BBVA con 67 goles a favor, cuarto en la liga en este apartado. Barcelona (114), Real Madrid (103) y, otra vez, la Real Sociedad (70), son los únicos que superan al Valencia. Pero el problema ha estado en defensa, donde ha encajado la friolera de 54 goles. Un dato: equipos como Osasuna o Celta, que han peleado por no descender, han recibido menos goles que los blanquinegros. Desde que la Liga es de 20 equipos, siempre que el Valencia ha encajado 45 goles o más se que ha quedado fuera de las cuatro primeras posiciones.

Los problemas y errores defensivos han costado puntos importantes. En las dos últimas derrotas, ante la Real Sociedad y el Sevilla, se recibieron cuatro goles. Ante el Espanyol, un error garrafal de Víctor Ruiz costó el empate y la pérdida de dos puntos. Un resbalón de Mathieu ante el Levante en el último minuto supuso el 2-2 definitivo… además de algunos partidos en los que la fragilidad defensiva obligó a marcar 3 o 4 goles para poder ganarlos (como por ejemplo Athletic o Getafe en Mestalla). Queda claro que una buena defensa, o al menos un equilibrio correcto entre ataque y defensa, es necesaria para poder aspirar a grandes cosas.

En el apartado individual hay jugadores que han estado a un nivel sobresaliente (Soldado, Jonas, Mathieu) o notable (Ricardo Costa, Joao Pereira, Banega, Guaita, Diego Alves), pero también suspensos importantes (Rami, Cissokho, Gago, Tino Costa, Piatti). Además, algunos casos llaman la atención por su irregularidad. Algunos han ido de más a menos, como Feghouli o Valdez. Otros ha sido al revés, dieron un pobre rendimiento al principio pero se fueron entonando conforme avanzaba la competición. Parejo, Albelda o Guardado entrarían en este grupo. Es curioso que el cambio de entrenador ha sido importante en el cambio de rendimiento de muchos de estos jugadores. También ha tenido una temporada con altibajos, en su caso por las lesiones, Canales.

Como resumen, la temporada del Valencia ha tenido dos partes bien diferenciadas, coindiciendo prácticmante ambas con los años naturales y el cambio de entrenador. El tramo final de 2012, con Pellegrino, fue malo (lo mejor fue la clasificación para los octavos de la Liga de Campeones). El 2013, por contra, ha sido bastante bueno, con algún desliz. El problema es que la buena segunda mitad no tapó totalmente la mala primera parte.

Más información:
Clasificación Liga BBVA temporada 2012-2013

Be the first to comment on "El Valencia CF acaba quinto por (de)méritos propios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.