España jugó con fuego, pero también demostró madurez

Foto: EFE

Ahora que algunos ya hemos recuperado el ritmo cardíaco normal tras el partido de anoche, me gustaría compartir algunas reflexiones sobre el España-Croacia. Creo, como muchos, que la selección jugó con fuego y se arriesgó demasiado. Saber que el empate les valía condicionó su juego y les perjudicó (el propio Del Bosque reconoció esto). Fue esta actitud lo que determinó el juego lento, previsible y poco ofensivo. Demasiada calma y demasiado tiempo al filo del alambre. Dicho esto, también prefiero un equipo que se ‘pase’ de tranquilidad a uno acelerado o atenazado por los nervios.

Con todo, e insistiendo en que el planteamiento fue demasiado arriesgado, en el fondo implica una madurez y confianza en uno mismo desconocida en la ‘Roja’ hasta hace muy poco. ¿Y no nos hemos quejado muchas veces de ver cómo otras selecciones como Italia, Alemania o Argentina eran capaces de jugar en función del marcador? Ayer lo hizo España… Supo sufrir y ganar sin jugar bien. Hasta hace pocos años era necesario jugar un partido casi perfecto para ganar, y cuando no era así se perdía siempre. Eso es sin duda un salto adelante.

Los croatas, que son un buen equipo, también jugaron su papel. Fueron inteligentes. Preferían tener opciones hasta el final antes que abrirse y dar espacios a España, ya que entonces tenían las de perder. No se fueron como locos a por el gol hasta los últimos minutos, cuando no tenían más remedio. No es casualidad que el gol español llegará en ese tramo y que fuera también cuando menos se sufrió.

Por último, como intento ser objetivo, debo decir que España tuvo un aliado en el árbitro. Le escamoteó un penalti clarísimo a Croacia justo antes del gol (Busquets en un córner) y tampoco hubiera pasado nada si concede penalti en una entrada al bulto de Ramos en la primera parte. También hay un penalti a Piqué, aunque posiblemente sea involuntario. Otra muestra de que España ha logrado ser grande: tiene el respeto de los árbitros.

Ahora toca ya pensar en los cuartos de final. Sea quien sea el rival, seguro que no tendrá nada que ver con el partido ante Croacia. Para empezar, no valdrá el empate, y los internacionales ya no tendrán ese condicionante en sus cabezas.

Be the first to comment on "España jugó con fuego, pero también demostró madurez"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.