Franz Beckenbauer, el ‘Káiser’ del fútbol

Franz Beckenbauer.

Franz Beckenbauer. FOTO: taringa.net

El fútbol le debe mucho a Beckenbauer. Es una figura indispensable en la historia de este deporte. Para muchos es el mejor defensa de la historia. ‘Inventó’ la posición de líbero. Transformó al Bayern Munich en un equipo campeón. Fue campeoón de Europa y del mundo. Mandaba en defensa e iniciaba el ataque. También ha dejado huella como entrenador y directivo.

Hizo grande al Bayern Munich
Franz Beckenbauer (Munich, 1945), se formó como futbolista en la escuela del 1860 Munich, aunque a los 14 años el Bayern lo reclutó para sus categorías inferiores. Esta decisión sería trascendental para el futuro del Bayern. Y es que Beckenbauer fue el eje y el pilar fundamental en la transformación del Bayern Munich, que pasó de ser un equipo modesto y de escasa tradición a ser un equipo ganador, en Alemania y en Europa.

Debutó con el primer equipo poco antes de cumplir los 19 años. Le hicieron falta sólo unos pocos partidos para asentarse en la titularidad. Con el Bayern consiguió cuatro Ligas (1969, 1972, 1973 y 1974) y otras tantas Copas (1966, 1967, 1969 y 1971). Pero si por algo es recordado ‘su’ Bayern es por su dominio en la Copa de Europa (la actual Champions League). Conquistó tres de forma consecutiva (1974, 1975 y 1976). Además se impuso en la Recopa de 1967 y en la Copa Intercontinental de 1976.

Franz Beckenbauer, con su selección.

Franz Beckenbauer, con su selección. FOTO: colgadosporelfutbol.com

Lo ganó todo con la selección
El liderazgo que Beckenbauer ejercía en su club lo ejerció también en la selección. Su estrenó con la camiseta de Alemania Federal llego con 21 años reicén cumplidos, en septiembre de 1965 frente a Suecia. Su consagración internacional llegó menos de un año después, en la Copa del Mundo de Inglaterra 1966. A pesar de su posición retrasada, anotó 4 goles y fue fundamental en la clasificación de su país para la final que perdió con Inglaterra. También tuvo un papel muy destacado en el Mundial de México 1970, donde Alemania Federal acabó en tercera posición. La semifinal ante Italia es recordada, además de por su espectacularidad (4-3 para los italianos), por el hecho de que Beckenbauer la jugó con el brazo en cabestrillo.

Tras varios años rozando la gloria con la selección, ésta llegó en la Eurocopa de 1972. Alemania Federal dominó con autoridad la competición. De hecho, no dio opción a la Unión Soviética en la final (3-0). En 1974, en el Mundial, celebrado en su país, Beckenbauer, como capitán de la ‘Mannschaft’, levantó la Copa de campeón. Y a punto estuvo de ganar un tercer título consecutivo, pero se les escapó la Eurocopa de 1976 en la tanda de penaltis de la final. En febrero de 1977 jugó su último partido con la selección alemana. En total, fue 103 veces internacional y marcó 14 tantos.

Su etapa en Estados Unidos
En 1977 dejó su club de toda la vida, el Bayern, para enrolarse en la la Liga de fútbol estadounidense (NASL), en las filas del New York Cosmos. Allí coincidió con Pelé (sólo el primer año) y también saboreó las mieles del éxito. Permaneció cuatro años en Estados Unidos y en tres ganó el campeonato nacional. Tras el último título (1980), retornó a la competición alemana para jugar en el Hamburgo dos temporadas. Sin embargo, su retirada definitiva fue en el Cosmos en el año 1983.

Campeón del mundo también como entrenador
Apenas un año después de retirarse, y tras el fracaso de la selección alemana en la Eurocopa de 1984, Beckenbauer fue designado seleccionador. Para sorpresa de muchos, por su inexperiencia como técnico. Pero su trayectoria fue muy buena. Sólo el mejor jugador del mundo, Maradona, impidió que Alemania ganara el Mundial de México 1986. Se ‘vengó’ cuatro años después, en Italia 90. Allí volvió a encontrarse con Argentina en la final, aunque esta vez ganaron sus pupilos (1-0). Beckenbauer se convirtió así en la segunda persona (junto con el brasileño Zagallo) en conquistar el Mundial como jugador y como entrenador. De hecho, a día de hoy, nadie más se ha unido a este selecto club.

Vinculado al fútbol también desde los despachos
Tras el título mundial, fue contratado por el Olympique de Marsella, aunque únicamente permaneció en el banquillo durante cinco meses. De allí volvió a su club de siempre, el Bayern de Munich, pero lo hizo como directivo (1991). Desde ese año hasta 2009 ha estado siempre vinculado al Bayern de muy diversas formas: asesor deportivo, secretario técnico, presidente… y entrenador en momentos puntuales. Y siempre que se sentó en el banquillo levantó algún título. En la temporada 1993/1994, ante un grave crisis deportiva, asumió la dirección técnica. El Bayern acabó ganando la Bundesliga. En la 1995/1996 cogió al equipo en circunstancias similares. Ganaron la Copa de la UEFA.

Su trayectoria como directivo en el Bayern la compaginó con la presidente del Comité Organizador de la Copa del Mundo de Alemania 2006. Si su país organizó ese Mundial, fue en gran medida por las gestiones de Beckenbauer. En la actualidad, es presidente de honor del Bayern Munich.

Ficha de Franz Beckenbauer

Be the first to comment on "Franz Beckenbauer, el ‘Káiser’ del fútbol"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.