Fútbol todos los días: ¿peligro de sobredosis?

Imagen del Real Madrid-Valencia. Foto: Reuters

Imagen del Real Madrid-Valencia. Foto: Reuters

Esta es la segunda semana consecutiva en la cual durante los siete días de la semana se disputa al menos un partido de fútbol de competición oficial en España. ¿Es eso bueno? ¿Es malo? ¿Es lo que quiere el aficionado? ¿Hasta cuándo se va a dar esta situación? ¿Existe el riesgo de que al final el aficionado al fútbol se canse? Algunas preguntas y de momento pocas respuestas, pero aquí vamos a intentar arrojar algo de luz.

La semana pasada, (del 19 al 25 de noviembre), hubo un partido de liga de la jornada 12 en lunes, Liga de Campeones el martes y el miércoles, Europa League el jueves, y el viernes, sábado y domingo se jugó la jornada 13. Repasemos esta semana (del 26 de noviembre al 2 de diciembre): el lunes finalizó la jornada 13, martes, miércoles y jueves hubo Copa del Rey, y durante viernes, sábado y domingo se disputará la 14ª jornada de Liga. Y la próxima semana pasará lo mismo. Si echamos la vista atrás, el último día en que no hubo partido de Primera División o internacional fue el 16 de noviembre. Y aunque aún no se puede confirmar porque faltan por saberse los horarios de la Copa Del Rey de diciembre, todo hace indicar que hasta navidades tendremos ración de fútbol todos los días. O sea, más de un mes.

Sin duda, la principal (por no decir única) causa de este fenómeno es el deseo de las televisiones propietarias de los derechos del fútbol de explotar su producto. Su idea de que no coincidan dos partidos de Liga a la vez y de utilizar todos los horarios posibles ha llevado a este fenómeno histórico en nuestro fútbol: las jornadas de Liga empiezan los viernes y terminan los lunes. De todos modos hay cierta lógica empresarial en todo esto: un propietario de un canal de fútbol de pago quiere que sus abonados pasen el mayor número de tiempo y días posibles viendo su canal para que sea rentable. Por tanto ¿qué mejor reclamo que ofrecer fútbol en directo cuantos más días mejor?

Todo parece resumirse por tanto en una cuestión de rentabilidad económica. Y vamos al meollo de la cuestión: ¿Es realmente rentable? Pues evidentemente yo no manejo los datos de las televisiones para poder responder, pero me atrevo a decir que, al menos a medio plazo no lo será, y tengo dudas sobre el corto plazo. Tampoco creo que esto sea bueno por otras razones. Si ya nos quejamos de que los campos se vacían de gente, este hecho contribuirá aún más a ello. Además, el riesgo de que un gran aficionado al fútbol se sature también es real. Y por otro lado, hay un número importante de personas a los que el fútbol, fuera de su equipo, les interesa poco o sólo en momentos muy concretos.

Nos guste o no, preparémonos porque, al menos hasta final de temporada, viviremos esta situación (fútbol de competición a diario) en muchísimas ocasiones.

Be the first to comment on "Fútbol todos los días: ¿peligro de sobredosis?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.