Jugar contra este Levante UD sí es un infierno

Momento en el que Martins marca el 0-1. FOTO:www.intereconomia.com

Momento en el que Martins marca el 0-1. FOTO:www.intereconomia.com

El Levante UD está afrontando sin complejos y con una valentía elogiable su primera andadura europea. Esta idea ayuda explicar porqué el tan temido infierno griego o encerrona que preparaba Olympiakos se quedó en nada. El Levante no se dejó influenciar por el ambiente y supo concentrarse en lo que realmente importaba: el juego. Así, los azulgrana (ayer de negro) dieron otra lección de orden defensivo, colocación y saber estar. Y en ataque, las conexiones Barkero-Michel-Martins fueron mortales. El resultado: victoria por 0-1 en un campo difícil, donde pocos equipos ganan. Ahora espera el Rubin Kazan en octavos de final.

La expresión ‘infierno griego’ para referirse a los partidos jugados en Grecia no es gratuita. Los equipos griegos no son de primera línea, pero en su casa y al calor de su público generan muchos dolores de cabeza. Un dato: hasta ayer, sólo un equipo español había ganado a Olympiakos en su feudo del Giorgios Karaiskakis. Fue el Valencia CF en la fase de grupos de la Champions 06/07, cuando venció 2-4 en el primer partido de la fase de grupos. Por tanto, el triunfo del Levante tiene mucho mérito. Y transformar los gritos de ánimos de los hinchas griegos en silbidos a su equipo (como ocurrió en algunas fases del partido), aún más.

El equipo de Juan Ignacio Martínez no cometió el error de limitarse a defender y a verlas venir tras el 3-0 logrado en el Ciutat de Valencia. Ya antes del gol de Martins, que llegó a los diez minutos, Barkero había estrellado en el larguero un potente disparo. Sin duda, esta salida valiente descolocó a Olympiakos, y el gol más todavía. Ahí se acabó definitivamente la eliminatoria. Con cuatro goles de ventaja en el global de la eliminatoria, el Levante ya se pudo permitir el lujo de bajar un poquito el pie del acelerador, pero sólo lo justo. El equipo griego nunca estuvo cómodo sobre el césped, y le costó muchísimo durante los 90 minutos crear ocasiones. Y en las pocas ocasiones que lograron superar a la defensa levantinista, apareció Keylor Navas.

Michel conduce el balón ante la oposición de un defensa. FOTO:www.teinteresa.e

Michel conduce el balón ante la oposición de un defensa. FOTO:www.teinteresa.e

En la siguiente ronda, los octavos de final, el Levante juega contra el Rubin Kazan ruso, verdugo del Atlético de Madrid. Los rusos no son mejores que el Levante, pero son peligrosos. En Europa nunca se puede despreciar a un rival, y menos a estas alturas de la competición. Su estilo es parecido al del Levante: juegan muy juntos y ordenados y en ataque, aunque saben manejar la pelota, su primera opción es explotar a un delantero rápido y potente como Rondón (algo similar a lo que realiza el Levante con Martins). Yo particularmente espero una eliminatoria equilibrada y de pocos goles.

Y para acabar, no me puedo resistir a comentar otro dato importante: de los seis equipos españoles que han jugado en Europa en estas dos semanas, sólo el Levante ha sacado adelante sus compromisos. El Atlético de Madrid ya está eliminado y en la Liga de Campeones el Real Madrid empató y Barcelona, Valencia y Málaga empataron. Otro punto a favor de los levantinistas.

Más información:
Resultados de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League

Be the first to comment on "Jugar contra este Levante UD sí es un infierno"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.