La crisis y los sueldos en el deporte

Por desgracia, la actualidad diaria viene marcada por los problemas económicos que afectan a una gran parte de la población. En una coyuntura donde mucha gente sufre para poder llegar a fin de mes, no es de extrañar que desde diversos sectores se critique la cantidad de dinero que mueve el deporte y los elevadísimos sueldos que reciben algunos de sus profesionales (principalmente futbolistas, pero no sólo ellos).

No voy a negarlo: que alguien gane millones solamente por destacar en el deporte es, como mínimo, muy discutible. Pero los deportistas no son los únicos privilegiados de esta sociedad (hay banqueros y grandes empresarios, por ejemplo, que también ganan millonadas). Y por otro lado, sus sueldos se los pagan otros a ellos por contrato, no se lo establecen ellos mismos (¿alguien está pensando en los políticos?). Además, alguna mente perversa podría añadir que al menos los deportistas destacan en algo, no como otros con grandes sueldos… Es una injusticia social, pero no es la única, ni la peor.

Con todo, el deporte en general también sufre las consecuencias de la crisis. La principal fuente de ingresos del deporte profesional son los patrocinios a cargo de las empresas. Los que cuentan con grandes empresas como patrocinadores sufren poco la crisis (algunos clubes de fútbol, la NBA, la Fórmula 1 o grandes deportistas individuales como Nadal, Federer, Bolt, Phelps…). Pero fuera de este grupo hay problemas: muchos clubes de fútbol en ley concursal, las ligas de baloncesto y balonmano reducen equipos porque algunos no tienen dinero ni para inscribirse… por no hablar de los deportes llamados ‘menores’. Ahora en los Juegos Olímpicos veremos a mucha gente para los que el deporte es sólo un sobresueldo a sus trabajos o, directamente, un hobby que les cuesta dinero.

Be the first to comment on "La crisis y los sueldos en el deporte"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.