La Fórmula 1 en Valencia

El Gran Premio de Europa de Fórmula 1 ya se siente y ya se disputa por las calles de Valencia. Al margen de lo puramente deportivo, aquí en Valencia hay debate sobre si debería celebrarse este evento sufragándose con dinero público. Reducir el debate a esta frase me parece demasiado simple. Hay que estudiar más detenidamente la cuestión.

Para empezar, sí que dejo claro que se debe valorar la rentabilidad del evento y no la ideología del partido político que ha traído la F1 a la hora de juzgar el mantenerlo o no. Y esa rentabilidad hay que medirla a dos niveles. La más sencilla, la directa, comparar gastos e ingresos: tanto me he gastado en la organización y tanto he ingresado por entradas, patrocinios, etc. También se debería tener en cuenta en quién repercuten los ingresos que genere la Fórmula 1 y si sirve para potenciar la economía y el comercio (restaurantes, bares, hoteles, tiendas…) No se debe despreciar otro tipo de rentabilidad, menos cuantificable, que sería la imagen que proyecta Valencia, la Comunidad Valenciana, y cuyos beneficios serían más a largo plazo.

Yo comparto la idea de tener un GP en Valencia si genera más ingresos que gastos, especialmente si esos ingresos sirven para potenciar la economía y no cae en unas pocas manos. En caso contrario, tampoco me parecería correcto el mantenimiento del evento. En la situación actual que vivimos, desde luego la rentabilidad no está clara ni mucho menos. Y no está clara porque tampoco conocemos exactamente cuando cuesta la organización de cada Gran Premio. Ese oscurantismo me parece lo más criticable de todo.

PD: No me resisto a hablar de la carrera. La lógica invita a pensar que, después de ver siete ganadores en las siete carreras anteriores, en ésta por fin alguien repetirá. Pero ojo con los Lotus (Raikkonen-Grosjean), que son potenciales ganadores de un GP.

Be the first to comment on "La Fórmula 1 en Valencia"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.