Lección de fútbol de los alemanes a Barcelona y Real Madrid

Robert Lewandowski celebra su cuarto gol. FOTO:www.24horas.cl

Robert Lewandowski celebra su cuarto gol. FOTO:www.24horas.cl

Salvo milagro (y de los gordos), no sólo no habrá final española de la Liga de Campeones en Wembley, sino que será enteramente alemana. Los partidos de ida fueron dos autenticos paseos y monólogos de Bayern de Múnich y Borussia Dormund sobre Barcelona y Real Madrid, respectivamente. Primero fueron los bávaros a los azulgranas con un 4-0, ayer fue el Borussia con otro incontestable 4-1. Y gracias que un regalito de la defensa permitió marcar un gol al Madrid, que lo tiene un poco menos difícil que su eterno rival para remontar.

Ambos partidos han sido sorprendentemente parecidos. No tan apabullante en el caso del Borussia-Real Madrid, pero aún así Jürgen Klopp y sus jugadores también le dieron un baño a Mourinho y los suyos. Los madridistas comentaban al final del partido que no habían jugado con la actitud que exige una semifinal de Champions, y es cierto, pero también es verdad que futbolísticamente el Real Madrid no ofreció nada. Todo lo contrario que el Borussia, que jugó mucho y bien. En defensa presionaron constantemente, especialmente a aquellos jugadores del Real Madrid con calidad para conducir el balón (léase Xabi Alonso, Modric y Özil). Y cuando recuperaban el balón, salían con tremenda velocidad (y también precisión) en busca de la portería de Diego López.

El gran protagonista del partido no fue otro que el delantero Robert Lewandowski, autor de los cuatro goles del Borussia Dortmund. Hizo sin duda el partido de su vida este buen delantero polaco, que seguro será más conocido a partir de ahora. Lewandowski hizo historia al ser el primer jugador en marcar cuatro goles en unas semifinales de Champions (no tiene sin embargo el récord de goles en un partido, ese pertenece a Messi, que le metió cinco al Leverkusen la temporada pasada en octavos de final). El ariete polaco fue el ejecutor, pero el ataque alemán lo comandaron Gundogan, Reus y Gotze, los tres con una calidad técnica exquisita.

Ahora se debe digerir el varapalo y soñar con una remontada más que difícil. La historia dice que no es imposible remontar un 4-1, pero las posibilidades son escasísimas. El conocido ‘MisterChip’ (@2010MisterChip), experto en datos y colaborador en varios medios de comunicación resalta que, desde que se implantó la regla de los goles fuera de casa, el 4-1 se ha dado en 126 ocasiones y sólo en 12 casos se remontó (el 10%). También hay algún dato al que se pueden agarrar los madridistas: el Madrid ya ha remontado 3 veces en su historia europea tras perder por tres goles o más en la ida, aunque la última vez fue en 1985. Eso sí, fue ante otro equipo alemán, el Borussia Moenchengladbach (5-1 en Alemania y 4-0 en Madrid).

De todos, habrá que esperar una semana para ver que pasa. Lo que está claro es que Madrid y Barcelona necesitarán rozar la perfección y esperar que el rival no de una a derechas.

Be the first to comment on "Lección de fútbol de los alemanes a Barcelona y Real Madrid"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.