Lo que nos deja el Valencia-Levante

Parejo y Diop. FOTO: televisadeportes.esmas.com

Parejo y Diop. FOTO: televisadeportes.esmas.com

Valencia CF y Levante UD disputaron un derbi entretenido, bonito, con intensidad pero no tensión (salvo momentos muy puntuales) y con cuatro goles. El empate final 2-2 dejó mucho más contento al Levante que al Valencia, sobre todo por el modo en el que se produjo. Pero de este partido se pueden sacar varias conclusiones:

– El Valencia CF fue el que más mereció los tres puntos. Los valencianistas, en el cómputo global, jugaron mejor, tuvieron más y mejores ocasiones y llevaron la iniciativa. Eso sí, tampoco fue un dominio apabullante, ya que el Levante, incluso en los instantes de mayor control local, nunca dio la sensación de estar fuera del partido. No hay que olvidar tampoco que sin el resbalón de Mathieu posiblemente ahora estaríamos hablando de una victoria del Valencia. Desde luego los levantinistas acabaron más contentos con el empate.

– El Levante no acusó el ‘caso Martins’. Y si lo acusó apenas se notó sobre el césped. Sin el nigeriano de salida (lo reemplazó un inédito Aquafresca) el bloque levantinista no se resintió y siguió funcionando. Y encima ganó con la entrada del propio Martins y Míchel. porque volvió a pararle los pies al vecino ‘rico’, porque acumula cuatro partidos ligueros sin perder en Mestalla y porque el bloque funcionó y no se descompuso en una semana revolucionada en los extradeportivo.

– La imagen de ambos sigue intacta. Debido a los resultados del resto de la jornada, las cosas siguen igual para ambos en la clasificación. No hay pues, ni ganadores ni perjudicados en ese sentido. Tampoco en lo que se refiere a imagen y estado anímico. En el Valencia CF pueden estar contentos con la actitud y el juego desplegados por su equipo, y también en el Levante. Ambos fueron fieles a sus respectivos estilos.

– La defensa sigue siendo el punto débil del Valencia. En este partido tiene la coartada de que sólo uno de sus defensas titulares (Joao Pereira) pudo jugar y que hay mala suerte en los dos goles encajados, pero tampoco se puede negar que el Levante tiró a puerta muchísimo menos que el Valencia y aún así fue capaz de sumar un punto. Tampoco Guaita dio sensación de seguridad en las jugadas en las que intervino (especialmente en la acción del 0-1). Un dato: el Valencia es el equipo más goleado en casa (23 goles recibidos en 13 partidos9 y ha encajado un total de 39 goles en lo que llevamos de Liga.

– La madurez del Levante. A pesar de verse dominado y de sufrir durante varias fases del partido, el cuadro dirigido por Juan Ignacio Martínez supo apretar los dientes, resistir y esperar con paciencia su momento. No es la primera vez que el equipo granota saca algo positivo para sus intereses cuando todo hace indicar que perderá. Otro signo de madurez es que ha sabido compaginar la Liga con la Europa League, superando eliminatorias y dándose a conocer en Europa sin acusarlo apenas en España, donde esta más cerca de los puestos de arriba que de los de descenso.

Be the first to comment on "Lo que nos deja el Valencia-Levante"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.