Lo que pudo ser y no fue para el deporte español

El deporte en este país llamado España pudo vivir ayer domingo un día glorioso. Y recalco lo de ‘pudo’, porque al final no fue así. Esta vez, el destino no tenía reservado un día de gloria para nuestros deportistas. La selección de fútbol sala perdió la final del Mundial a falta de 20 segundos para acabar la prórroga. El equipo español de Copa Davis acarició el título pero al final se lo arrebataron los checos. Y Fernando Alonso ve más lejos su tercer título de campeón del mundo de Fórmula 1.

Los tres reveses presentan paralelismos. En todos ellos los españoles partían con desventaja sobre sus oponentes. Quizá no tanto en el fútbol sala, donde España y Brasil tienen un potencial muy similar (con más peso histórico en los brasileños), pero sí en los casos del tenis y la Fórmula 1. En la Copa Davis, España tenía que ganar sí o sí dos partidos a la República Checa. Por su parte, Fernando Alonso, a la ya ardua tarea de reducirle puntos a Vettel en la clasificación, tenía que hacerlo partiendo de la séptima posición en la parrilla, mientras que el alemán lo hacia desde la ‘pole’.

Más puntos en común.  En los tres eventos, a pesar de tener que ir contracorriente, se rozó el éxito. La selección de fútbol sala llegó a ir ganando, en tenis Ferrer hizo soñar con la remontada tras apalizar a Berdych y por último Alonso realizaba una fantástica salida y un principio de carrera espléndido para avanzar desde la séptima a la tercera posición.

Y el último nexo es que, al final, el esfuerzo no tuvo recompensa. Los combinados de fútbol sala y Copa Davis se tuvieron que conformar con el subcampeonato, unos con cierta crueldad (España tocó el título con las manos y perdió ante Brasil con un gol en el último suspiro) y otros al verse superados por la tensión en el último momento (Almagro nunca fue capaz de soltarse los nervios ante Stepanek, de ahí su mal juego). Por su parte, Alonso dio el 100%, pero no le fue suficiente para atrapar a Vettel. Es más, acabó a medio minuto de él. Al menos sigue teniendo opciones y en parte debe darle las gracias a Hamilton (vaya ironía) que ganó la carrera.

Be the first to comment on "Lo que pudo ser y no fue para el deporte español"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.