Los récords que miden la grandeza de España

EFE

Quería empezar este artículo con un titular que intentara reflejar lo que supone esta selección española, que ya es leyenda y que ya ocupa un lugar destacado en la historia del deporte (no sólo del fútbol) por su inédito triplete Eurocopa-Mundial-Eurocopa. Pero como no se me ocurría nada que calificara verdaderamente este éxito de la ‘Roja’, voy a dejar que sean los hechos objetivos y los récords pulverizados los que reflejen el grado de perfección alcanzado por estos chicos.

– El 4-0 ante Italia es la mayor goleada lograda nunca por un equipo en una final de la Eurocopa.

Casillas lleva imbatido 511 minutos en una fase final de la Eurocopa. En la final le arrebató ese récord precisamente a un portero italiano, Dino Zoff. El último gol encajado por España ha sido (lo es todavía) el anotado por Di Natale en el primer partido de la presente Euro.

– Fernando Torres es el primer jugador de la historia que marca en dos finales de Eurocopa distintas. Además, Xavi ha dado tres asistencias en dos finales, algo también inédito.

Italia no encajaba cuatro goles en un partido oficial desde hace 42 años. Fue curiosamente en otra final, la del Mundial de México 1970, cuando Brasil le derrotó por un inapelable 4-1.

– En esta Eurocopa, España ha roto dos maldiciones que le perseguían: ganó por primera vez en partido oficial a Francia, y derrotó a Italia 92 años después (también en choque oficial)

– Nada menos que 12 jugadores han sumado su segunda Eurocopa. Son Casillas, Reina, Arbeloa, Sergio Ramos, Albiol, Xabi Alonso, Xavi, Cazorla, Silva, Iniesta, Cesc y Torres. Junto a ellos, sólo el alemán Bonhoff tiene dos Euros en su palmarés (1972-1980). Y todos esos menos Cazorla (que no estuvo en el Mundial), han logrado el triplete.

Para acabar, lo que mejor refleja la preponderancia de España es que, como me ‘sopla’ mi amigo de la infancia Salva Yago, actualmente entrenador de fútbol de nivel 2 y nuevo técnico del Juvenil A del Ciutat de Torrent, es que “marca las tendencias tácticas en los rivales, pero no tanto por el sistema sino por el modelo de juego, el de controlar el partido mediante la posesión. Eso es lo que el mundo del fútbol debe agradecer a España, porque ganamos los espectadores, que al fin y al cabo somos la parte principal de este circo”.

Añade Salva Yago que “no hay mejor ejemplo de esto que Italia. El primer partido ante España fue clave para ellos, consiguieron reafirmar su ‘nuevo’ modelo de juego”. Argumenta que “a la disciplina táctica de siempre le añade jugadores con talento y sentido ofensivo, capitaneados por Pirlo” y que a pesar de la derrota deben seguir apostando por este estilo. No olvidemos tampoco que Alemania también ha intentado mirarse en el espejo de esta España. Disfrutemos de los éxitos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.