Mundiales con 48 selecciones: ¿bueno para el fútbol?

Momento de la final de la Copa del Mundo de Brasil 2014 entre Alemania y Argentina.

La FIFA ha decidido aumentar la cantidad de selecciones que tomarán parte en las Copas del Mundo de fútbol. A partir de la edición del año 2026, serán 48 los combinados que tomen parte en el mayor acontecimiento futbolístico del planeta (un 33% más de los actuales, que son 32). La FIFA calcula que ganará unos 600 millones más de los que ganará actualmente (los gastos lógicamente aumentan al haber más participantes, pero estiman que los beneficios crecerán más aún).

Pero al margen de la cuestión monetaria: un Mundial con 48 selecciones ¿que consecuencias tendrá sobre el espectáculo? ¿Lo mejorará? ¿Lo empeorará?. Yo considero que lo segundo. Por varios motivos.

Para ampliar: así será el formato del Mundial con 48 selecciones

Para empezar, más selecciones no implica mayor calidad. Bajará el nivel medio del torneo, veremos menos partidos ‘bonitos’. En este sentido, los detractores ponen (ponemos) como ejemplo la pasada Eurocopa de Francia 2016. Además, con el formato propuesto, existe el riesgo de más especulación en los partidos (los equipos podrán saber que resultado necesitan o les conviene ya en su segundo compromiso). Sin olvidar que habrá hasta cinco fases a partido único, desde dieciseisavos hasta la final, con todo lo que ello conlleva de cautela y miedo al error (porque cuesta la eliminación).

Más selecciones no implica mayor calidad.
Bajará el nivel medio del torneo, veremos menos partidos ‘bonitos’

Por otro lado, las fases de clasificación pierden valor e interés. Parece lógico: al haber más plazas por continente, las posibilidades de clasificación aumentan y las derrotas son menos graves. Pongamos por caso a una selección europea. Con el sistema actual de clasificación tiene 13 plazas asignadas. Una única derrota en esta fase previa no es definitiva pero sí deja a la selección en cuestión sin más margen para el error. Con los nuevos cupos, incluso dos derrotas podrían valer.

Prolegómenos de la final del Mundial 2010 entre Holanda y España. FOTO: Wikimedia Commons

Prolegómenos de la final del Mundial 2010 entre Holanda y España. FOTO: Wikimedia Commons

Otra de las razones que esgrime la FIFA para justificar el aumento de participantes es el favorecer a combinados modestos. Al menos teóricamente, tienen más accesible la clasificación para el Mundial. Al mismo tiempo, es más difícil que las selecciones ‘grandes’ (entiéndase Brasil, Alemania, Italia, España…) se queden sin participar. Pero este dato tiene otra lectura: ¿realmente ayudará a crecer a las selecciones menos poderosas? No creo que el nivel de los combinados de calidad media-baja pueda incrementarse por el mero hecho de facilitarles el acceso a la Copa del Mundo. Al mismo tiempo, ¿cómo afrontarán las selecciones potentes esos enfrentamientos a priori más desiguales?.

En fin, muchos interrogantes y pocas certezas plantea esta ampliación a 48 selecciones. Además, las respuestas a estas preguntas tardaremos unos años en conocerlas, en concreto en el año 2026.

Be the first to comment on "Mundiales con 48 selecciones: ¿bueno para el fútbol?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.