Otra mirada al Real Madrid-Barcelona

Imagen del último Real Madrid-Barcelona.

Imagen del último Real Madrid-Barcelona. FOTO: tercerequipo.com

Los Real Madrid-Barcelona son considerados algo más que un partido de fútbol porque todo lo que rodea al mismo es especial, distinto a lo que ocurre con cualquier otro evento futbolístico a nivel de clubes. Mas allá del nivel de ambos equipos y de la cantidad de estrellas presentes en sus plantillas, el impacto mediático de esta cita es universal, y el despliegue de medios es enorme.

Este primer enfrentamiento de la temporada 2015/2016 entre ambos clubes tuvo una audiencia potencial de 600 millones de espectadores (los datos oficiales no se conocen aún) y se vio en más de 170 países. Estas cifras las aportó Mediapro, la empresa encargada de procudir en el encuentro, que por cierto utilizó nada menos que 400 personas para la producción televisiva del partido. Estos números convierten al Real Madrid-Barcelona en el evento deportivo deportivo anual con más audiencia de todo el mundo, más incluso que la final de la Champions League o la SuperBowl. Sólo la final de la Copa del Mundo de fútbol, más los Juegos Olímpicos y el propio Mundial de fútbol en su conjunto le superan, pero ya son eventos que se celebran cada 4 años y no de carácter anual.

Obviamente, si la relevancia del partido es global, el estadio en el cual se celebra está siempre abarrotado de público, lo que implica un dispositivo de seguridad muy grande. Los Real Madrid-Barcelona (o Barcelona-Real Madrid, da igual), son los partidos con mayor presencia policial y de personal de vigilancia y seguridad de nuestro fútbol. Este año, debido a su proximidad con los atentados de París, el despliegue operativo de seguridad fue inmenso: 1200 efectivos sumando todas las fuerzas del orden público y vigilancia privada. Casi el doble de lo estipulado para partidos de alto riesgo. Para acceder al Santiago Bernabéu era necesario atravesar tres cordones de seguridad, cualquier aficionado (no sólo los identificados como radicales) podía ser registrado y cacheado. Además, para acceder al registro no era suficiente con mostrar el abono o la entrada, sino que era imprescindible también identificarse con DNI o pasaporte. Y la verdad es que no se registró ningún tipo de incidentes ni antes, ni durante, ni después del partido.

El Real Madrid-Barcelona tiene un impacto mundial.

El Real Madrid-Barcelona tiene un impacto mundial. FOTO: abc.es

Otro dato que explica la expectación mundial que genera el Clásico lo tenemos en el seguimiento que ambos clubes tienen en redes sociales. El FC Barcelona posee 88 millones de seguidores en Facebook, 25 millones en Twitter, 23,2 millones en Instagram, 8,5 millones en Google+ o 2 millones de suscriptores en su canal de YouTube. El Real Madrid por su parte, tiene 85 millones de fieles en Facebook, cerca de 20 millones en Twitter, 21,3 millones en Instagram, 7 millones en Google+ y 1,8 millones en YouTube. Según ‘Fútbol de Inglaterra’ (@Mercado_Ingles), ambos son los únicos clubes de fútbol del mundo que cuentan con más 100 millones de seguidores entre todas las distintas redes sociales. Detrás de ellos aparecen tres equipos ingleses: Manchester United, Chelsea FC y Arsenal FC).

La rivalidad deportiva
Todo lo explicado anteriormente tiene su origen en la rivalidad deportiva entre ambas entidades. Son los dos clubes más poderosos y con mejor palmarés de España, pero es que pocos equipos del mundo pueden competir con ellos. Sus enfrentamientos directos son muy numerosos y el balance muy equilibrado. Contando todas las competiciones oficiales, Real Madrid y Barcelona se han enfrentado en 214 ocasiones y el balance es ligerísimamente favorable al Real Madrid, que ha ganado un partido más (5 por 84 de los azulgrana). Además han empatado 45 goles. También en los goles marcados hay una minúscula ventaja para los blancos (348 por 344).

Eso sí, en los últimos años, el FC Barcelona está siendo claramente dominador. De los últimos 20 duelos entre ambos (sumando todas las competiciones), el conjunto catalán ha ganado 9, por seis del Real Madrid (y 5 empates). Por otro lado, el 0-4 logrado en el último partido es la segunda mayor goleada barcelonista en Madrid, igualando el 2-6 de la temporada 2008-2009 y sólo superado por el 0-5 de la temporada 1973-1974. Si hablamos únicamente de partidos de Liga, el choque del pasado 21 de noviembre fue el 171º, y supuso la victoria número 68 del Barcelona (por 71 del Real Madrid y 32 empates).

(Artículo publicado en freely.es)

Be the first to comment on "Otra mirada al Real Madrid-Barcelona"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.