Portugal, un campeón nuevo y atípico de la Eurocopa

Portugal gana su primera Eurocopa.Portugal gana su primera Eurocopa. FOTO: Reuters

No partía Portugal entre las favoritas para adjudicarse la Eurocopa 2016, a pesar de contar en sus filas con Cristiano Ronaldo. De hecho, su juego nunca ha sido vistoso y su estrella incluso se lesionó en la final. Pero sí ha sido muy eficaz y no ha cometido errores. Es el décimo país que gana la Eurocopa, y para lograrlo ha roto con algunos tópicos y estadísticas.

La Eurocopa 2016 ha acabado coronando una propuesta basada en el orden táctico, la sobriedad, la seguridad defensiva. En ataque, Cristiano Ronaldo era su eje, aunque ha contado con ayuda (Nani, Quaresma o Renato Sanches principalmente). Una apuesta que que permite a Portugal estrenar su palmarés en categoría absoluta. Además, su título se puede considerar sorprendente por la forma en la que ha llegado.

El héroe fue Éder, un suplente habitual
El único gol de la final, con un gran disparo lejano, fue obra de un jugador desconocido para el gran público, cuya convocatoria fue muy criticada en Portugal y que hasta la final sólo había jugado 13 minutos en la Eurocopa. Sin Cristiano Ronaldo por lesión, Portugal supo sobrevivir y un momento de inspiración de Éder les dio la gloria en la final

El banquillo portugués corre a por Éder tras su gol.

El banquillo portugués corre a por Éder tras su gol. FOTO:youtube

Primer campeón que no es el más partidos gana
El balance final de Portugal es de tres victorias (dos de ellas en la prórroga) y cuatro empates. Acabó invicta, pero alza el título sin ser la selección que más partidos ha ganado. Ese ‘honor’ le corresponde a Francia (5). Incluso País de Gales ganó más encuentros (4). Otro dato muy singular: de los 720 minutos que ha jugado en 7 partidos, únicamente ha estado por delante en el marcador en 73 (sólo el 10,1% del tiempo). Y son casi los mismos que los que ha estado en desventaja (64).

Llegó a octavos de final sin ganar y jugó tres prórrogas
Ambos registros no tenían precedentes en la Eurocopa. Desde que existen las fases de grupos (Italia 1980), todo equipo que las superó había ganado al menos un partido. Portugal se clasificó cosechando tres empates. En este sentido se vio favorecida por la ampliación a 24 equipos pasando como una de las mejores terceras. Pero además, de los cuatro cruces eliminatorios, en tres fue a la prórroga. Ganó dos y en la tercera fue a los penaltis. El único precedente de un equipo que venció en dos tiempos extra en la misma Euro fue Francia en 2000.

Sigue la maldición del anfitrión
En las 15 ediciones de Eurocopa que se han disputado desde su creación en 1960, sólo en tres ocasiones el anfitrión acabó cosechando el título. Y el último fue hace 32 años: Francia en 1984. Anteriormente habían ganado en casa España (1964) e Italia (1968). Portugal, además, se tomó venganza de lo ocurrido en 2004: entonces ellos perdieron la final como anfitriones, como le ha pasado a Francia en 2016.

Un instante de la final entre Portugal y Francia.

Un instante de la final entre Portugal y Francia. FOTO: EFE

Portugal es más que Cristiano Ronaldo
Antes de empezar la competición, se consideraba que el buen o mal papel de Portugal iría ligado al rendimiento de su estrella. No ha sido así, Portugal se comportó también como un bloque capaz de rendir sin depender de Cristiano Ronaldo. La final es el ejemplo más claro, pero hubo más momentos. De hecho, Cristiano fue desequilibrante solamente en dos partidos: ante Hungría en la fase de grupos y ante Gales en las semifinales.

El equipo base de Portugal
El once portugués de la final no es el mismo que inició el torneo, pero sí es el que mejor rendimiento le ha dado al seleccionador Fernando Santos. Un sistema 1-4-1-3-2 con Rui Patricio en la portería; Cédric, Pepe, José Fonte y Raphael Guerreiro en defensa; William Carvalho como mediocentro defensivo; Renato Sanches, Adrien Silva y Joao Mario en el centro del campo; Nani y Cristiano Ronaldo como delanteros. También tuvieron minutos y fueron importantes Quaresma, Danilo Pereira, André Gomes o Joao Moutinho. Sin olvidar a Éder, el autor del gol de la final.

Be the first to comment on "Portugal, un campeón nuevo y atípico de la Eurocopa"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.