Roger Federer: el tenis llevado a otra dimensión

Nadie ha ganado más torneos de Gran Slam que Federer.

Nadie ha ganado más torneos de Gran Slam que Federer.

Aunque todavía está en activo, el suizo Roger Federer es considerado casi por unanimidad el mejor tenista de la historia. Por palmarés (nadie ha ganado más torneos del Gran Slam ni ha sido tanto tiempo el número 1 del ránking ATP), por récords, por la calidad de su juego, por regularidad y por su actitud en las pistas y fuera de ella. Además, técnicamente hablando, su tenis es casi impecable: su saque y volea son impresionantes, pero además tiene un golpe de derecha muy poderoso y sabe jugar los puntos largos. Además ejecuta todos sus movimientos con una elegancia y una sensación de facilidad impresionantes.

Progresión firme y constante
Nacido en una pequeña localidad muy próxima a Basilea (Suiza) en 1981, Federer practicó varios deportes durante su infancia antes de decidirse por el tenis. Tenía 12 años de edad. Empezó a ser conocido en el mundillo tenístico en su época junior, ganando los principales torneos de esa categoría, entre ellos Wimbledon. Debutó como profesional en 1998 (con casi 17 años), aunque ese año sólo jugó 5 partidos, de los que únicamente ganó dos.

El saque es una de las especialidades de Federer.

El saque es una de las especialidades de Federer. FOTO:commons.wikimedia.org

Las dos temporadas siguientes, 1999 y 2000, fueron las de su consolidación en el circuito ATP. Aún no ganaba títulos, pero empezó a mostrar destellos de su potencial y ya se le empezaba a ver por las rondas finales en los torneos.

Sus primeros títulos
A partir de entonces, cada temporada será mejor que la anterior. En 2001 estrenó su palmarés, en el torneo de Milán (pista dura y bajo techo, su superficie favorita). Además ese año jugó otras dos finales y alcanzó los cuartos de final Roland Garros y Wimbledon. Acabó la temporada como número 13 del mundo. Gana su primer Masters 1000 en 2002 (Hamburgo) y ese mismo año debuta en el Torneo de Maestros, donde alcanza las semifinales. Su primer título de Gran Slam llega en 2003. Federer, que no acababa de obtener buenos resultados en los cuatro grandes, se resarció en Wimbledon. Ganó el título con suma facilidad, cediendo únicamente un set en toda la competición. Esa campaña ganaría otros cinco títulos y escaló hasta el número 2 del mundo. Ya acariciaba la cima.

Cuatro años de dominio absoluto
Federer se aupó por primera vez al número 1 de la ATP en 2004, año en el que ganó nada menos que 10 títulos (entre ellos todos los ‘Gran Slam’ menos Roland Garros y 3 Masters 1000). Sólo pierde 6 partidos esa temporada, logrando un espectacular balance de 74-6 (92,5% de victorias). Pero es que prácticamente calcó o superó esos números en los tres años siguientes. Así, en el período 2004-2007, Federer ganó 11 ‘Gran Slam’, 13 Masters 1000, 3 Torneos de Maestros (ATP World Finals) y otros 15 torneos menores. En total, 42 títulos. Venció el 92,9% de los partidos que disputó (315 de 339). Fue número 1 durante 237 semanas seguidas, récord absoluto y no superado todavía.

Rafa Nadal, la horma de su zapato
Tan legendaria como el propio Federer es su rivalidad con el español Rafael Nadal. El tenista español fue el único que le ponía en verdaderos aprietos durante sus años de dominio más aplastante. Le impedía constantemente ganar Roland Garros y completar el ‘Gran Slam’ (ser campeón de los cuatro torneos más importantes). A la sombra de Federer durante tres años, 2008 fue el año del balear. En este sentido fue simbólico el triunfo de Nadal sobre Federer en la final del torneo fetiche del helvético, Wimbledon. Por primera vez desde 2004, Roger Federer dejaba de ser el tenista número 1. También ayudó el hecho de que padeciera varios problemas físicos a lo largo de la temporada.

Nadal-Federer, la gran rivalidad del tenis moderno

Nadal-Federer, la gran rivalidad del tenis moderno

Su rivalidad con el español (aunque mantienen una relación cordial fuera de la pista) se mantiene. Se han enfrentado 34 veces entre ellos, la mayoría de veces en finales. Por si esto fuera poco, Nadal es el único tenista con el que tiene un registro negativo de victorias-derrotas. Es más, Federer sólo pudo ganar Roland Garros el año en que no se cruzó con Nadal (2009).

Sigue ganando a pesar de la fuerte competencia
En 2009 recuperó su condición de número 1 del mundo, aunque sin la contundencia de los años anteriores y favorecido por una grave lesión de Nadal. Ese año alzó la copa de campeón en Roland Garros, Wimbledon y los Masters 1000 de Madrid y Cincinnati.

Además, a la competencia del español se añadió la del serbio Novak Djokovic, que desde 2010 es otro asiduo ganador de los grandes torneos. Pero a pesar de la presencia de Nadal y Djokovic, Federer no ha dejado de ganar títulos importantes ni de proporcionar al espectador partidos épicos y espectaculares.

En 2014 rompió uno de sus pocos gafes: ganar la Copa Davis. Hasta ese año, su mejor resultado en la competición por países habían sido las semifinales de 2003. El único logro importante que se le resiste es la medalla de oro individual en los Juegos Olímpicos (sí la logro en dobles, en la edición de Pekín 2008).

SU FICHA
Nombre completo: Roger Federer
Fecha de nacimiento: 8/8/1981
País: Suiza
Características de su juego: Saque y volea casi indefendibles, gran golpeo de derecha

Temporadas como profesional: 17 (1998-Actualidad)

Palmarés (a fecha 5/11/15)
88 títulos
Destacan: 18 Gran Slam, 24 Masters 1000, 6 ATP World Tour Finals 1 Copa Davis

Algunos récords vigentes
Tenista masculino con más títulos del Gran Slam: 17
Jugador que más semanas ha sido número 1 del mundo: 302
Jugador que más semanas seguidas  ha sido nº 1 del mundo: 237
Uno de los siete jugadores que han completado el Gran Slam
Tenista con más finales consecutivas ganadas: 24
Tenista que más veces ha ganado el ATP World Tour Finals: 6

Be the first to comment on "Roger Federer: el tenis llevado a otra dimensión"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.