Ronaldo, una máquina de hacer goles

Ronaldo es el segundo máximo goleador histórico de Brasil.Ronaldo es el segundo máximo goleador histórico de Brasil.

Ronaldo Nazario da Lima es uno de los grandes delanteros de la historia, a pesar de sus constantes problemas con las lesiones y el sobrepeso (por enfermedad) de sus últimos años de carrera. Como rematador no tenía rival en su época: manejaba las dos piernas, era hábil, potente y veloz y se movía mejor que nadie dentro del área.

Tuvo una infancia difícil y dura, ya que procedía de una familia humilde. Además, su padre le abandonó cuando él tenía 13 años. El fútbol, como con tantos otros chicos brasileños, fue su salvación. Pulió su fútbol en los infantiles y juveniles del club Sao Cristovao. Sus registros goleadores ya asustaban, por lo que el Cruzeiro le fichó y le hizo debutar en Primera antes de cumplir 17 años (año 1993).

A pesar de su corta edad, su descaro (junto con su enorme talento, claro está), le convirtieron en un jugador referencia del Cruzeiro desde el primer día. En apenas año y medio en sus filas marcó 44 goles en 47 partidos oficiales. Además estrenó su palmarés: Campeonato Mineiro y la Copa de Brasil. Eso le valió para ir convocado a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994.

Ronaldo, durante su etapa en el FC Barcelona.

Ronaldo, durante su etapa en el FC Barcelona. FOTO:tumblr.com

Estrella mundial en el FC Barcelona
En verano de 1994 dio el salto a Europa, a las filas del PSV Eindhoven. En Holanda siguió marcando goles con una facilidad pasmosa. Estaba cantado que acabaría en uno de los grandes clubes europeos. Así, en 1996, el FC Barcelona se hacía con sus servicios, previo pago de 2.500 millones de pesetas, el traspaso más caro de la historia en ese momento. Su paso por el Barcelona supuso su consagración a nivel mundial. Sólo estuvo una temporada (1996-1997), pero ganó Copa, Supercopa de España y Recopa, además de la Bota de Oro (34 goles en Liga). Al final de esa campaña ganaría también la Copa América con la selección de Brasil.

Empiezan las crisis y los problemas físicos
Su etapa en el Barcelona acabó de manera abrupta, rompiendo las negociaciones por su renovación y apretando al club para que lo vendiera. El Inter de Milán lo fichó. En su primera campaña mantiene sus excelentes promedios goleadores. Disputó con Brasil el Mundial de Francia 1998. Su país defendía título y él era la estrella del equipo. Llegaron a la final. Pero horas antes de la misma sufrió unas convulsiones y mareos que le dejaron muy debilitado. Aun así, el cuerpo técnico brasileño decidió que fuese titular (el trancurso del partido demostró que no estaba en condiciones de jugar). Las causas de esa crisis nerviosa siguen sin desvelarse a día de hoy.

Su calvario con las lesiones se inicia en la temporada 1998-1999. La rodilla derecha le dio los primeros problemas y no pudo jugar con regularidad. Pero el drama llegaría en la campaña 1999-2000. En un Inter-Lecce se rompió el tendón rotuliano de la pierna derecha. Estuvo seis meses de baja. El día que reapareció, en abril, volvió a romperse el mismo tendón. Fue tal la gravedad de la recaída que estuvo 17 meses sin jugar.

Resurge en el Mundial 2002
Reaparece por fin en septiembre de 2001. Sin embargo, su retorno no fue muy feliz. Las molestias físicas eran constantes. Su rodilla no parecía fiable. Esa temporada, contando todas las competiciones, sólo jugo 16 partidos. A pesar de esos pobres números, fue convocado para la Copa del Mundo de Corea y Japón, lo que acabó siendo un acierto enorme del seleccionador Luiz Felipe Scolari.

En el Mundial fue titular en todos los partidos y nunca dio la sensación de tener problemas físicos. Y lo más importante: recuperó su idilio con el gol. Fue el máximo goleador del torneo con 8 goles y fundamental en el título que logró Brasil (marcó los dos tantos de la final).

Paso por el Real Madrid y el Milan
La Copa del Mundo demostró que el fútbol de élite no se había acabado para Ronaldo… pero sí en el Inter de Milán. Su mala relación con Cúper motivó su adiós al cuadro interista. El Real Madrid fue su nuevo destino (entre verano de 2002 y diciembre de 2006). En Madrid fue de más a menos. Empezó bien, ganando títulos y siendo incluso máximo goleador de la Liga en 2004. Pero su físico realmente nunca fue el mismo que el de antes de las lesiones, tuvo problemas de sobrepeso y algunos conflictos extradeportivos. Su etapa en el Real Madrid finalizó con un traspaso en el mercado de invierno en 2006 debido a sus continuos choques con el entrenador Fabio Capello, que no le veñia suficientemente motivado.

Ronaldo, en un partido con el Milán.

Ronaldo, en un partido con el Milán.

De Madrid volvió a Milan, pero a las filas del rival del Inter, el AC Milan. Como ‘rossonero’ tampoco recuperó la alegría. Siguió con notables problemas de sobrepeso (se descubrió que era debido una enfermedad, llamada hipotiroidismo) y nunca tuvo continuidad en su juego. Por si fuera poco volvió a lesionarse de gravedad una rodilla, en este caso la izquierda (marzo de 2008). No volvió a jugar con los milanistas, ya que, estando todavía convaleciente de la lesión, fue traspasado al Corinthians brasileño.

Se retira en Brasil
Con el Corinthians jugó desde enero de 20089 hasta febrero de 2011, en el que anunció definitivamente su retirada. Reconoció que el cuerpo no le respondía. En el momento de su adiós contaba con 34 años, había ganado dos Mundiales (aunque en el de 1994 no jugó ni un minuto) y, de los grandes títulos que existen, el único que no ganó fue la Liga de Campeones.

En la actualidad sigue vinculado al fútbol como dirigente y uno de los principales inversores del Fort Lauderdale Strikers, equipo de la NASL de Estados Unidos.

Ficha de Ronaldo Nazario da Lima

Be the first to comment on "Ronaldo, una máquina de hacer goles"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.