Wilt Chamberlain, el devorador de récords

Wilt Chamberlain, con los Warriors.Wilt Chamberlain, con los Warriors.

Wilt Chamberlain ha sido, posiblemente, el jugador más dominante en la historia del baloncesto. Ni siquiera Michael Jordan eran tan desequilibrante. Todavía hay más de 70 récords de la NBA en posesión de Chamberlain. De todos ellos, el más espectacular es el de los 100 puntos en un único partido.

Chamberlain (1936-1999) no descubrió el baloncesto hasta la adolescencia, pero enseguida se dio cuenta de que era un deporte ideal para él por su altura (ya medía 2,11), características físicas… y porque se le daba muy bien. Ya en sus años de Instituto logró cifras de puntos espectaculares y nunca vistas. Llamó tanto la atención que más de 200 universidades querían reclutarle. Fue Kansas la afortunada. Allí jugó dos años (1957 y 1958). Su mejor resultado fue la final de la NCAA (liga universitaria) en su primera temporada.

Jugó en los Globetrotters
En aquella época, un jugador no podía recalar en la NBA sin haber agotado su etapa universitaria (4 años). Según esa regla, Chamberlain no estaba autorizado a jugar en la liga profesional hasta la temporada 1959-1960. Como dejó la Universidad de Kansas en 1958, en ese año intermedio se enroló en los míticos Harlem Globetrotters. Por supuesto, gracias a su inmensa calidad, dejó huella. Sólo hay seis números retirados en los Globetrotters. Uno de ellos es el ’13’ de Chamberlain.

Chamberlain, junto con Bill Rusell

Chamberlain, junto con Bill Rusell

Tres equipos en la NBA
Chamberlain fue drafteado por los Warriors, que en aquel entonces jugaba en Philadelphia y en 1962 se mudaron a San Francisco. Era la temporada 1959-1960. A mediados de la campaña 1964-1965 fue traspasado a los Philadelphia 76ers, equipo para el que jugó hasta el año 1968. Su tercer y último equipo, desde la temporada 1968-1969 hasta su retirada en 1973 fueron los Lakers de Los Ángeles.

Su impacto en la NBA fue brutal e inmediato. Se convirtió en el primer jugador en ser rookie del año y MVP de la temporada regular (sólo un jugador más, Wes Unseld, lo ha logrado). En el año de su debut fue el máximo anotador (37,6 puntos de promedio) y reboteador (27 por partido). Sus seis años y medio en los Warriors fueron los mejores a nivel estadístico. Su promedio anual de anotación nunca bajó de 34 puntos. Y en la campaña 61-62 su media fue de ¡50,4 puntos! por noche (récord todavía vigente).

Durante su etapa en los 76ers, sus exhibiciones ofensivas bajaron un tanto (pero siempre se mantuvo por encima de los 20 puntos de media). A cambio, creció en otras facetas del juego. De hecho, en la campaña 1967-1968, Chamberlain se convirtió en el primer y único pívot en la historia de la NBA en liderar la Liga en asistencias (8,6 por partido). En los Lakers, a los que llegó ya pasada la treintena, compartía la responsabilidad con otras estrellas como Jerry West o Elgin Bailor. Sus promedios se resintieron. Pero supo adaptarse, mejorando ostensiblemente su defensa.

En total, Wilt Chamberlain permaneció 14 temporadas en la NBA. Jugó 1045 partidos de fase regular y 160 de playoffs. Anotó un total de 31.419 puntos, con una media de 30,06 puntos por partido (sólo Michael Jordan presenta una media anotadora semejante en toda la historia). En la actualidad todavía conserva 71 récords individuales, hecho que sin duda refleja su trascendencia y calidad.

Chamberlain, en un partido con los Lakers.

Chamberlain, en un partido con los Lakers.

Los Boston Celtics, su bestia negra
Los números cuentan que Chamberlain fue el jugador más dominante y determinante de su época. Si no se le considera unánimemente como el mejor de la historia es por su escaso palmarés. Y es que sólo ganó dos títulos. El primero lo logró con los Philadelphia 76ers en 1967 y el segundo con los Lakers en 1972. No posee más anillos porque coincidió con los míticos Boston Celtics de los años 60. Un equipo que ganó 11 anillos en 13 años y que estaba plagado de estrellas: Bill Rusell, Bill Sharman, Bob Cousy, John Havlicek, Tom Heinsohn… Ganó ocho títulos consecutivos entre 1959 y 1967. Fue un equipo de Chamberlain, los 76ers del año 1967, quienes frenaron su racha.

El partido de los 100 puntos
Chamberlain es el autor de numerosas exhibiciones en una cancha de baloncesto, pero ninguna posiblemente supere la lograda el 2 de marzo de 1962 con la camiseta de los warriors. Ese día, anotó el sólo 100 puntos (el resto de sus compañeros sólo 62) en la victoria ante los Knicks. La clave estuvo en su inspiración desde el tiro libre. Él, que era un mediocre lanzador desde la personal, anotó ese día 28 de los 32 que lanzó. Además, encestó 36 tiros de dos (de 63 intentados). No existen imágenes de ese partido, pero sí una emisión de radio y las crónicas aparecidas en prensa. Esas crónicas cuentan que hubo invasión de campo cuando Chamberlain alcanzó la centena.

Ficha de Wilt Chamberlain

Be the first to comment on "Wilt Chamberlain, el devorador de récords"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.